Experiencia de la visión de Basale Stimulation®

20160720_165435.jpg

Fundación Pita López. Ofertando movimiento  (video de experiencia en un caso real)

Desde que se creó la Fundación, todo el equipo siempre ha reflexionado y se ha formado sobre cómo mejorar su tratamiento individual y  cómo enfocar nuestra intervención global como equipo con cada persona y familia que acude a nosotros.

Una de las formaciones que más nos hizo reflexionar en este sentido y a mí personalmente, la que más, fueron los cursos de Basale Stimulation®, ya que te hace ser mucho más consciente de las necesidades de cualquier ser humano y te ofrece una visión de intervención llena de posibilidades para aquellas personas con importantes déficit sensoriales, perceptivos y cognitivos. Te ayuda a resolver  preguntas, que aunque parecen poco técnicas y bastante coloquiales, al final son las importantes en nuestro trabajo con personas con una afectación severa o grave, tales como:

¿Se está enterando de lo que hacemos en la sesión?

¿Por qué no colabora?

¿Por qué, por más que ofrezco estímulos que antes funcionaban ya no responde a ellos?, Ofrezco otros pero tampoco funcionan ¿por qué?

¿Por qué se pone “agresivo” si le he hablado con respeto?

¿Por qué me coge de la mano de manera tan repetitiva e insistente que no me deja trabajar?

Hay días que acepta las propuestas y quiere colaborar pero al día siguiente, con la misma proposición, se pone “nervioso” ¿por qué?

Cuando ha entrado en mi sesión estaba bien en términos generales, al finalizar se va mucho más rígido y le cuesta más moverse, cuando ayer, con el mismo trabajo no pasó lo mismo ¿Qué ha pasado hoy?

Y un larguísimo etc de peguntas relacionadas, si nos fijamos bien, sobre cómo crear vínculos de confianza y cómo plantear la actividad a la persona para que la perciba correctamente y colabore. Evidentemente la experiencia, el conocimiento de los déficit perceptivos, cognitivos y conductuales, la intervención en modificación de conducta, la adaptación del entorno, etc., ayuda a comprender y manejar con bastante eficacia éstas situaciones, pero a veces no es suficiente y Basale Stimulation® nos ayuda a dar un paso más profundo en la respuesta y solución a éstas situaciones.

Tras la formación, una de las conclusiones es que en nuestro centro, es realmente difícil implantarlo de manera generalizada, ya que el espacio en relación a la concurrencia de personas y el ruido que se genera no lo permite y también porque muchas de las personas que vienen a nuestro centro no son susceptibles de éste concepto, por la gran variabilidad de perfiles clínicos que atendemos. Pero no cabe duda que siempre nos esforzamos en realizar una aproximación lo más honesta posible a Basale Stimulation® en aquellas personas que lo vemos necesario, ya que al trabajar con ellas, aparecen situaciones a las enunciadas anteriormente.

Uno de estos casos es el que quiero presentar a continuación. Es una persona adulta que no presenta daño cerebral adquirido, sino, deterioro cognitivo severo, que debido a la situación tan delicada y pese a no ser una DCA, creemos que podemos ayudar a ésta persona, a su familia y cuidadores.

P. (a partir de ahora nos referiremos a ésta persona de ésta manera), acude 3 veces por semana a la Fundación, recibiendo sesiones de todas áreas. Nuestro objetivo es el mantenimiento de las capacidades conservadas y ralentizar el avance del deterioro cognitivo, de manera que mantenga el máximo tiempo posible su participación a nivel comunicativo, psicomotor y de conexión con el entorno.

P. es una persona con dependencia completa y que puede participar física y verbalmente si se le guía y ofrecen propuestas adaptadas con mucha paciencia y tesón. Al final, merece la pena ver que ese esfuerzo ayuda a que P. se conecte con su entorno y viva la experiencia al 100%.

Dentro de sus rutinas diarias, ha presentado dificultad y se va agravando con el tiempo, la capacidad de caminar y realizar transferencias, llegando a ser muy, muy costoso todas las actividades que implican movimiento, como levantarse de una silla, cambiar de posición o desplazarse del despacho de logopedia a la puerta de salida de la Fundación (unos 3 metros), etc… Solo utiliza sillas de ruedas en desplazamientos largos o cuando se encuentra cansado y observamos gran riesgo de caída. Pese a que la capacidad de P. se va deteriorando, creemos que hay que seguir manteniendo esta función y buscar formas que nos ayuden a que siga haciéndolo. Por lo tanto se empezó a ver la situación desde el prisma de Basale Stimulation®, aunque no todas las actividades descritas, de momento, solo centraremos el trabajo en una actividad, que es la de levantarse de una silla, tan necesario en su día a día para  poder desplazarse de un sitio a otro. Si luego observamos resultados positivos, seguiremos abordando todo lo demás.

Lo primero que se debe realizar es una observación con  la máxima objetividad (registro) para saber por qué pasa. Vemos que prácticamente en la mayoría de las ocasiones, cuando lleva un rato sentado, incluso pocos minutos,  presenta una gran rigidez muscular (sobre todo en tronco y pelvis) y por lo tanto un  bloqueo en el movimiento de las articulaciones, es como si P. “se congelara”. En el video se ve una pequeñísima muestra de las formas de levantar a P., hemos probado de todo, a través de todos los conceptos  que conocemos e incluso los más corrientes que a cualquier familiar se le puede ocurrir, hemos probado uno solo, dos, entre tres personas, cambiando el tono de voz, la velocidad, explicando verbalmente los pasos, realizando agarres más envolventes, dándole más apoyo y guía física,  cambiar de tema para luego volver a intentarlo y un largo etc,  pero nada, no hay manera, P. no se levanta, e incluso se muestra más rígido si somos insistentes. Por otro lado,  hemos observado que en numerosísimas ocasiones P. tras ofrecerle levantarse, nos da el consentimiento de que le ayudemos, mostrando iniciativa verbal y contacto ocular, pero sus movimientos no le acompañan, da la impresión de que no está muy conectado a lo que debe mover y cómo moverlo y no es capaz por sí mismo de romper esa rigidez, que le permitiría moverse.

Todo parece indicar que el déficit perceptivo, está influyendo en gran manera a que P. no pueda levantarse, es cierto que hay muchos más factores, pero incluso cuando atencionalmente está en la propuesta y muestra iniciativa, no encuentra la manera de levantarse, no sabe cómo hacerlo y las indicaciones verbales y la guía física no son suficientes.

Por lo tanto, vamos a trabajar sobre el tema esencial de sentir la propia vida, es decir, vamos a ofrecer a P. ofertas para que pueda sentirse a sí mismo y vivenciar su propio cuerpo y posteriormente determinar si abordando este tema esencial, conseguimos que pueda levantarse solo o con mínima ayuda.

En el video, se pueden ver gran parte de las ofertas a P. para que pueda experimentar el propio cuerpo, percibir y moverse a través del trabajo en las áreas perceptivas somática,  vestibular (principalmente) y vibratoria. Realizadas de manera estructurada para facilitar la recepción e integración de los diferentes estímulos a través de los órganos sensoriales e incitar respuestas, por un lado no voluntarias, como reducir la rigidez muscular, facilitar la conexión sensorial y atencional hacia su cuerpo (en especial, su pelvis y piernas) y generar una respuesta final más voluntaria, es decir, que P. quiera levantarse generando él mismo el movimiento.

Y no solo quedarnos ahí, si no realizar con la mayor frecuencia posible a lo largo del tiempo la oferta y ver si se da siempre y de la misma manera. En este sentido he de comentar que si se ha conseguido resultados satisfactorios logrando que P. se levante con mayor colaboración y disminuyendo el tiempo de la oferta para que aparezca la respuesta.

El paso siguiente es generalizarlo a cualquier situación y momento de su vida, realizando un entrenamiento a los cuidadores y familia. También, al observar que la visión de Basale Stimulation® ha dado resultados satisfactorios, empezar a trabajar otra actividad donde tenga dificultades P. en su comprensión y participación de la actividad.

Mi conclusión personal es que Basale Stimulation, tanto por la formación como por la experiencia con P. y con otros pacientes, es que te permite abrir las posibilidades de intervención con cualquier persona, nos ayuda a que podamos mejorar su calidad de vida sea cual sea la situación de dependencia y sobre todo a tener una visión que rompa con el “ yo terapeuta te hago” “ yo terapeuta opino” “ yo terapeuta te digo que hagas” y  vernos como acompañantes de vida de esa persona, como observadores de sus capacidades, como alumnos de sus iniciativas, como aliados de sus logros y sobre todo vernos verdaderamente como iguales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s